LA SEDUCCIÓN DE LOS SABORES DE LA COCINA DE LIMA, CAPITAL GASTRONÓMICA DE AMÉRICA LATINA

  • Home
  • Viajes
  • LA SEDUCCIÓN DE LOS SABORES DE LA COCINA DE LIMA, CAPITAL GASTRONÓMICA DE AMÉRICA LATINA

Lo dicen con orgullo los limeños y lo confirman con placer los visitantes: en Lima “se come bien”, la buena gastronomía limeña es ya un hecho indiscutible, una especie de revolución cultural que ha puesto a Perú en la galaxia de la buena mesa en la que se sientan unos pocos elegidos. Hay algunas razones que justifican esa fama.

Acaso por esta tradición de buenos productos y su mixtura con otras culturas –como la china, por ejemplo–, no resulta extraño que la cocina peruana haya logrado despuntar en los últimos años como una de las mejores del mundo.

Cual amor de verano, podés sentir la seducción instantánea del cebiche y los tiraditos, y enamorarte perdidamente de la papa a la huancaína y el pisco sour. En el universo gastronómico peruano hay un buen número de chefs de renombre internacional que han incorporado en sus delicados menúes platos peruanos de vanguardia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es por eso que no sorprende que existan tours gastronómicos a esta ciudad: son viajeros fugaces que permanecen sólo unas pocas noches, y que tienen como principal objetivo el probar las exquisiteces de los restaurantes de moda. Pero lo bueno de Lima es que podés comer bien sin gastar una fortuna. Y uno de los mayores acontecimientos que dan prueba de esta cualidad es el festival Mistura, que se hace en septiembre. Allí coinciden las grandes figuras de la gastronomía local en un mismo espacio que brinda al gran público la posibilidad de probar los sabores de sus cocinas.

Sin embargo, si visitás la capital peruana podés, durante todo el año, probar el cebiche de lenguado y pulpo de Javier Wong, considerado “el más rico del mundo”. Su local privado, Chez Wong , está en el barrio Santa Catalina, Calle Enrique León García 114, y tenés que reservar.

 

Una versión de autor de este plato, el cebiche, es la que ofrece Héctor Solís en su restaurante Fiesta (Av. Redcuto 1278, Miraflores), con la peculiaridad de hacer la mezcla de trozos de pescado, jugo de limón y ají rocoto sobre chalas de maíz que se colocan al intenso fuego de la parrilla y dotan a su cebiche de una delicada textura y temperatura, obteniendo un delicioso sabor ahumado. Los platos de Solís utilizan carne vacuna, pato y frutos de mar. Otro plato popular entre los limeños es el sudado, un caldito sano y nutritivo: en el restaurante Fiesta lo sirven con langostinos.

 

El chef Pedro Miguel Schiaffino se encuentra a la cabeza del restaurante Malabar (Av. Camino Real 101, San Isidro), y es un gran conocedor de productores locales de todo el país. En sus menúes incorporó una gran variedad de pescados de río y de mar, como así también productos provenientes de la selva, menos conocidos pero no menos sabrosos.

 

 

Etiquetas:
Dejá tu comentario

Lugares que te pondrían interesar

Óptica Schellas

Contenido relacionado: