“ME VEO COMO UN RECOLECTOR, LAS FOTOS ESTÁN DONDE UNO LAS ENCUENTRE”: PICHI DE BENEDICTIS, FOTÓGRAFO / ENTREVISTA

  • Arte
  • 10 de octubre de 2017
  • Home
  • Arte
  • “ME VEO COMO UN RECOLECTOR, LAS FOTOS ESTÁN DONDE UNO LAS ENCUENTRE”: PICHI DE BENEDICTIS, FOTÓGRAFO / ENTREVISTA

Inquieto y multifacético artista nacido en Rosario el 1 de enero de 1955, Héctor “Pichi” De Benedictis es portador de una intensa e importante labor como músico, fotógrafo, docente, periodista y gestor cultural. Fue el creador del grupo Acalanto, lideró el Taller de Músicos Populares de Rosario, fue Secretario de Cultura de Rosario y actualmente se dedica a la promoción turística de la ciudad desde el ETUR (Ente Turístico Rosario). Como músico tiene editados los discos solista El tortelín y el canelón (infantil), Prueba de artistas, y Fuera de foco. Como fotógrafo realizó exposiciones individuales y colectivas en distintos puntos del país y trabajos fotográficos para medios de comunicación, discos, libros y sitios web. Explorador desde muy joven de distintas artes como el teatro, el cine y la poesía, decantó luego en la música y la fotografía. Es sobre su rol como fotógrafo que hablamos con Pichi, sobre sus motivaciones para realizar este trabajo y de cómo piensa y gestiona sus proyectos fotográficos.

 

-¿Qué te inspiró para dedicarte también a la fotografía? 
-Desde chico me apasionaba la fotografía. Me regalaron una cámara de esas de fuelle cuando ya eran vetustas y con esa hice mis primeras fotos. Cuando mi abuelo materno volvió a Italia (yo tenía ocho años) ya le estaba pidiendo una filmadora. Pero él cambió mi pedido sobre la marcha y trajo un acordeón a piano, lo que hizo que me desviara hacia la música, no tan a mi gusto.

-La fotografía como práctica se está redefiniendo, también su rol: ya no son sólo los fotógrafos los que cuentan cosas mediante imágenes. Muchísimas personas se comunican en su día a día con fotos que suben en las redes sociales. ¿Cómo incide esta realidad en tu propia fotografía?
-En principio vale la pena recordar que los artistas “contemporáneos” del siglo veinte ya tenían entre sus premisas la idea de que tarde o temprano todos pudiésemos manifestarnos como artistas. Los medios de producción y cierta desacralización del arte han hecho posible que todos podamos crear con una pretensión artística. Después, los poderes que imperan en el mundo del arte se encargan de discriminar, de acuerdo a parámetros demasiado poco claros, quién pasa por el tamiz y quién no. La pregunta es si se puede o no ser un artista sin ser aceptado por esos poderes. Yo creo que sí. O sea, no creo en la democratización del arte pero sí en la masificación de los medios de producción.
Como sujeto de mi tiempo y espacio, todo esto incide también en mi propia producción y supongo que en mis parámetros y valores respecto de lo que produzco.

 

 

-¿C0n qué dispositivo sacás tus fotos?

-Con la cámara que tenga a mano en el “instante decisivo”, como decía Cartier-Bresson. Aunque últimamente la de mi celular dispara más seguido que las otras.

-¿Cuál es tu técnica?

-Me resisto a la técnica, ésa es mi debilidad más importante. En un tiempo fui copado por el “barrido”, y todavía creo que nuestra relación tiene mucho que dar.

-¿Qué preferís, dedicar más tiempo a la toma y tener menos procesado, o al revés?

-Siempre prefiero una buena foto tal como fue capturada, pero no reniego del procesado digital. En Samara, Sonali y los otros, una de mis muestras anteriores (https://www.facebook.com/pg/DeBenedictis.Pichi/photos/?tab=album&album_id=153199558562408), las fotos no me gustaban y, casi como un juego, las crucé con una investigación que estaba haciendo sobre la luz en la obra de Hopper y de eso salió algo muy interesante. Aunque el discurso ya estaba en la propia foto.

-Tus ideas, ¿son fruto de un estudio previo o surgen naturalmente?

-Las ideas surgen sin ningún preaviso. Son resultados de la pulsión fotográfica o, aún, más, de la pulsión artística. El resto es resultado de predisponerme a estar atento. Varias veces me ha pasado de ir manejando por la ruta y salirme a la banquina por andar atento a la posible foto. Me veo como un recolector, las fotos están donde uno las encuentre. Es como una búsqueda de Pokemones, aunque a los Pokemones los aborrezco (risas).

-¿Qué califica una buena foto para vos?

-El impacto que me produzca antes de que pueda analizarla.

-¿Podrías mencionar tres fotógrafos que te gusten?

-Por distintos motivos, Cartier-Bresson, Hiroshi Sugimoto y Hans Peter Feldmann. Y varios artistas rosarinos que no nombro por temor a olvidarme de alguno.

-¿Cuáles serían las palabras que mejor describen tu sensación ante una buena fotografía?

-Uhhh, ahhhhh y guau, todas con signos de admiración.

-¿Qué relación encontrás entre la fotografía y la música?

-Puedo hablar solamente de lo que pasa conmigo en relación a estas dos disciplinas. No me gusta la música instrumental que se supone orienta hacia imágenes, porque creo que eso tiene que ver con estereotipos. Ahora, cuando compongo canciones puedo decir que reconozco perfectamente las imágenes que corresponden a la frase que estoy cantando. Pongo un ejemplo: en Cristina y Nadia, una canción que puede encontrarse en youtube (https://www.youtube.com/watch?v=kQO0SiHrJrk) puedo decirte con precisión dónde transcurre la escena, cómo está vestida una de las chicas, hacia dónde van los patos que escapan. También puedo encontrar una relación entre mi disco “Estudio sobre la monotonía y su relación con los cuerpos ingrávidos” y el proyecto que durante un año hice para Facebook “Antropología de lo inútil”. Las conexiones están aunque a veces no sea tan fácil decodificarlas.

-¿Cuál es la fotografía que aún no pudiste captar?

-Una que sé que anda por ahí pero quiero ser yo el que la encuentre (risas).

 

 

@DeBenedictis.Pichi (facebook)
Correo electrónico: epdb@pichidb.com.ar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas:
Dejá tu comentario

Lugares que te pondrían interesar

Óptica Schellas

Contenido relacionado: